Restauración de la salud con imanes
0
imanes

Probablemente has oído acerca del efecto sanador que ofrece la terapia con imanes. Sin embargo, si deseas ampliar la información que tienes, aquí te contaremos más. Te daremos alternativas adicionales para que mejores tu salud mediante esta terapia alternativa.

La imanterapia desde tiempos antiguos ha probado su poderosa efectividad. Para que puedas darte una idea, la mismísima Cleopatra descansaba con un imán en su rostro para enlentecer el envejecimiento.

En la actualidad esta terapia consiste en colocar un imán o un par biomagnético que tenga una potencia mayor a 1,000 gauss. Se aplican en diferentes lugares del cuerpo. De esta forma, cada imán funcionará de acuerdo a la ley de cargas. Es decir, las cargas opuestas se atraerán mientras y las iguales se repelerán. De hecho, se opera sobre virus, bacterias u hongos de reducido tamaño que se asemejan a cargas eléctricas.

¿Cómo operan los imanes?

Cada célula que forma parte de nuestro organismo se comunica con otra por medio de ondas. Las mismas se relacionan entre sí. Al mismo tiempo, a través del imán se consigue sacar al patógeno de su espacio de confort.

El objetivo de la imanterapia es cambiar el voltaje de las células que experimentaron una transformación energética a causa de una patología. Asimismo, con esta terapia se origina un campo magnético. Éste mejora la circulación sanguínea. Por consiguiente se genera una mayor oxigenación celular.

¿Qué patologías se tratan con los imanes?

Prácticamente se logran sanar o mínimamente controlar todas las enfermedades. No obstante, para optimizar los resultados es importante la complementación. Por ejemplo, con determinado remedio o medicamento o con otra terapia. De este modo será más rápida la erradicación de la enfermedad en cuestión.

La finalidad es eliminar los factores que ataquen al cuerpo. Mientras que al mismo tiempo se debe permitir que tenga lugar una auto-rehabilitación.

Por otro lado, cada vez son más los terapeutas que combinan la terapia con un remedio natural. Por ejemplo, a base de hierbas o plantas que estén permitidas.

Duración de la terapia

El tiempo que se prolongue el tratamiento con imanes variará de acuerdo a la gravedad de la enfermedad. Eso quiere decir que si estamos hablando de una patología terminal, se deberá repetir como mínimo unas 3 veces semanalmente.

De igual manera, se debe considerar que cada célula cuenta con una carga eléctrica. Dicha carga se emite a un ritmo específico. Por este motivo, el tiempo de la terapia puede ir desde unos minutos a varias horas. En otras palabras, la terapia debe ser personalizada.

Por último, para adquirir pares biomagnéticos o accesorios de biomagnetismo de alta calidad, te recomendamos visitar nuestra tienda online. Haz click aquí para poder acceder a los mejores productos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

0

SUBIR

X
jQuery('.ajax_add_to_cart').removeClass('ajax_add_to_cart');
× . Te puedo ayudar?