Terapia con Imanes de Biomagnetismo
0
terapia con imanes

La terapia con imanes, tal como su nombre lo dice, emplea distintas clases de imanes en el cuerpo. El objetivo es curar determinadas afecciones y así mejorar la salud del paciente.

Terapia con imanes ¿Qué clases existen?

Terapia electromagnética

Aquí se emplean imanes que poseen carga eléctrica. Este tratamiento comúnmente se lleva a cabo por medio de un pulso eléctrico.

Terapia de campo magnético estático

En este tipo de terapia con imanes el paciente tiene que tocar un imán de determinada forma. Por ejemplo, por medio de una pulsera magnética o un imán en el lugar de la plantilla del calzado. Algunos también realizan una venda con un imán o duermen en un colchón imantado.

Magnetoterapia con acupuntura

Al igual que cuando un acupunturista determina las áreas para la sesión, aquí se ponen los imanes en dichas áreas. Algunos expertos en el tema también denominan a esas áreas como canales de energía o vías.

¿Cómo trabaja la terapia con imanes?

Nuestro cuerpo de forma natural cuenta con campos de electricidad y magnetismo. De hecho, cada molécula posee un bajo contenido de energía magnética.

Justamente, el concepto de la terapia de campo magnético es que determinados inconvenientes suceden, siendo que sus campos magnéticos no se hallan equilibrados. Pero, al poner un campo magnético cercano al cuerpo el equilibrio puede regresar.

Para que puedas imaginarte, cada ion de potasio y de calcio coopera con las células para que éstas puedan mandar señales. En distintos estudios, los científicos han observado que la terapia con imanes modifica la manera de actuar de dichos iones.

Usos

Las terapias de campo magnético son un tratamiento alternativo para distintas clases de dolor. Por ejemplo, en la espalda y en los pies. También para dolores de cabeza y artritis. Incluso se emplea para acelerar la cicatrización de heridas y para solucionar problemas de insomnio.

Terapia con imanes: Polaridad

La polaridad del imán está asociada con el sentido en el que se pone el imán. En la terapia con imanes el polo norte es negativo. Mientras que el polo sur es positivo.

Influencias magnéticas del polo positivo o “Yang”

Es ideal para cuando el sistema muscular está debilitado. Por ejemplo, en una parálisis. También se emplea cuando hay sensación de hormigueo o cicatrices.

Polo negativo o norte

Este polo se usa en la terapia con imanes para tratar el dolor lumbar, de cabeza y otros dolores agudos. Al mismo tiempo está indicado para la inflamación y la artritis.

Para poder realizar una eficaz terapia con imanes ten presente que la calidad del imán influye en los resultados. Por lo tanto, te recomendamos comprar imanes de calidad asegurada en Quantum.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

0

SUBIR

X
jQuery('.ajax_add_to_cart').removeClass('ajax_add_to_cart');
× . Te puedo ayudar?